Características de la lluvia ácida

La lluvia ácida es producto de la contaminación del aire, pues las partículas presentes en él se mezclan con la humedad del aire. De este modo, al condensarse el vapor de agua en las nubes, estas tienen una carga ácida peligrosa para la salud.

Sin embargo, hay características de la lluvia ácida que quizás no conocías y aquí vamos a explicar.

Características de la lluvia ácida

Características de la composición de la lluvia ácida

La lluvia ácida tiene un pH mucho más bajo que la lluvia normal, pues suele ser de 3.

Para ponerlo en perspectiva, el pH del vinagre, un líquido muy ácido, es de 2,5.  Esto deriva en un importante problema ambiental generado por la quema de combustibles fósiles.

El humo producido por un cigarrillo, las erupciones volcánicas y los géiseres también son fuentes de contaminación. Esto se debe a que sus emisiones se constituyen de  dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno.

Aunque la lluvia normal siempre estará cargada de polvo y polen, su pH no suele ser mayor o menor de 5.6. Esto la hace ligeramente ácida, pero cuando se le suma dióxido de azufre y óxidos de nitrógeno, se vuelve muy ácida.

¿Dónde se forma la lluvia ácida?

La lluvia ácida se suele a formar en las nubes altas, pues la radiación solar juega un rol importante en su producción. Esta estimula la reacción del dióxido de azufre y los óxidos de nitrógenos con el agua y el oxígeno.

De esta manera, se crea una solución de ácido sulfúrico y ácido nítrico en la atmósfera.

Características físicas de la lluvia ácida

Las precipitaciones desde las nubes contaminadas devuelven la acidez y todas sus consecuencias a la Tierra, los edificios, las plantas y los monumentos. Estas pueden presentarse en forma de lluvia, nieve, niebla.

No obstante, la mayor parte de la acidez de la atmósfera se presenta en forma seca o gaseosa como pequeñas partículas. Estas no solo flotan por el aire, sino que además pueden adherirse a alimentos que hayan estado expuestos a polvo y gas.


Deja un comentario

contadores