Efectos de la lluvia ácida en el ser humano

El entorno conocido como medio ambiente, condiciona la vida del ser humano. Incluye los valores sociales, culturales o naturales que se dan en algún momento determinado.

Este entorno puede ser afectado por una de las altas contaminaciones como lo es la lluvia ácida. Esta se produce como consecuencia de una contaminación del aire.

Formada por gases invisibles y partículas altamente dañinos y peligrosos para el medio en que vive el ser humano.

Impacto en los seres humanos

Entre los efectos de la lluvia ácida en el medio ambiente del ser humano se destaca la reserva de dióxido de azufre.

Esto puede llevar a la regar ácidos en el cuerpo y causar daños inalterables. Se fija de manera permanente en el organismo, lo cual ocasiona que no se pueda revertir.

Además, si el pH cae a más de 6.5 la presencia de lluvia ácida puede provocar un impacto en el medio ambiente del ser humano que se encuentran en ese medio.

Hay una severa consecuencia en cuanto a la lluvia ácida y es que no siempre cae en el lugar donde fue emitida. Debido a esto puede transferirse a otro sitio a través del viento.

Cabe destacar que esto sucede antes de precipitar en forma de lluvia, nieve o niebla. Aun así, incrementa su nivel de alcance y es perjudicial para la zona en la que pueda llegar a caer.

Miles de personas afectadas

Se han dado casos reales impresionantes acerca de los efectos de la lluvia ácida en el medio ambiente del ser humano.

Uno de los más relevantes fue en 1952, cuando murieron cuatro mil personas a causa del dióxido de azufre por la quema de carbón en las fábricas de humo, industrias y casas.

El lugar de los hechos fue en Inglaterra, Londres. En ese tiempo, acción que también se hace en la actualidad, las personas utilizaban muchos abrigos y tapabocas para protegerse de la lluvia ácida nociva para el ser humano.

Reducción de los gases de azufre

Instituciones importantes como la Unión Europea se encargan de estudiar e investigar para aportar las debidas condiciones de aire a los ciudadanos.

Se ha propuesto la reducción de combustible y sustitución por energía renovable, abandonar el carbón de forma progresiva y utilizar calefacción.

Así mismo, que también las industrias regulen la emisión del gas de azufre. Hay un plan para cumplir estas normas para que el ser humano no sea más el responsable de la contaminación de su medio ambiente.

En conclusión, los consumidores y ciudadanos en general deben estar conscientes de lo perjudicial que puede ser el óxido de azufre para el cuerpo humano.

Comprendiendo que en su entorno debe existir un equilibrio y consumo moderado, así como la atención a la problemática del gas de azufre.


Deja un comentario

contadores